La somnifobia es el miedo excesivo, incontrolable e irracional ante el acto de dormir. Se puede presentar a cualquier edad y en todo tipo de persona, debido a que sus causantes son muy variadas.

El insomnio es un trastorno del sueño que evita la posibilidad de conciliarlo de manera normal, pero que puede ser solventado con un tratamiento apto.

Las personas que sufren de Somnifobia entran en un incontrolable estado de pánico ante la idea de dormir, pues piensan que algo malo va a suceder mientras ellos están dormidos, bien sea a su alrededor o como consecuencia ante el hecho de que se encuentren descansando.

Por otro lado, las personas que sufren de insomnio suelen entrar en un estado de desesperación y desasosiego ante sentir la necesidad de descansar, pero no poder lograrlo, pues el cerebro continúa trabajando, aun cuando el organismo pide descanso.

Causantes de la somnifobia

Usualmente este miedo excesivo es consecuencia del insomnio, pues si este trastorno no se trata a tiempo, puede llegar a conseguir una fuerza tremenda en el cerebro de la persona, acostumbrando al organismo a estar activo las 24 horas del día, lo cual es denominado como insomnio psicofisiológico.

Sin embargo, también existen otras causantes para la somnifobia, como el tener pesadillas de manera recurrente, vivir solo, la sensación de inseguridad dentro del entorno propio de la persona y el recuerdo de experiencias traumáticas que tuvieron lugar mientras el paciente dormía.

Tratamientos para estos trastornos

El insomnio y la somnifobia son ambos, trastornos del sueño que suelen desarrollarse por experiencias traumáticas y malos hábitos de la persona.

Para ambos trastornos se recomienda el tratamiento de un especialista en el área, que sepa identificar las razones del problema y pueda atacarlo de manera eficaz.

En muchos casos se acude a la utilización de antidepresivos o curas de sueño para que el paciente pueda darle al organismo el descanso que necesita, también se puede optar por terapias hipnóticas o sueros inhibidores de serotonina, para conseguir el descanso deseado.

Estos tratamientos no son 100% efectivos, y funcionan de manera distinta en cada persona, por esa razón, el superar este tipo de trastornos, es un proceso largo y que amerita de mucha paciencia tanto por parte del médico encargado del caso, como del paciente.

No obstante, las consecuencias de sufrir alguno de estos trastornos por largos periodos, suelen ser muy parecidas y pueden llegar a ser catastróficas para el organismo de la persona, causando daños psicológicos y motores que a la larga, podrían ser incorregibles.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now ButtonPide Cita Ahora