Esta es una enfermedad degenerativa y crónica, es decir de larga duración, que afecta las articulaciones y los tejidos circundantes, generando inflamación y por lo tanto la principal causa del dolor de la artritis reumatoide, además de causar rigidez en las mismas. En algunos casos también puede afectar ciertos órganos como el pulmón y el corazón.

Generalmente, articulaciones como las manos, los codos, las caderas y las rodillas, son los lugares en que más se manifiesta el dolor, al ser estas circulaciones móviles se pueden ver más afectadas por la inflamación, sobre todo si esta no es controlada y se mantiene por un largo tiempo, pues puede generar deformidades y dificultar o perder en su totalidad movimientos en el cuerpo.

Causas

El origen de esta enfermedad es desconocida a pesar de los múltiples estudios que se han hecho, se piensa que puede ser de origen genético, ya que el sistema inmunitario no funciona como debería, pues normalmente es el encargado de reconocer y mantener a los invasores fuera de nuestro organismo para mantenernos sanos, muy por el contrario este tipo de artritis es la que hace que el sistema inmune ataca al tejido sano de su propio cuerpo por error.

Síntomas

  • Esta enfermedad comienza a manifestarse lentamente con dolores leves en las articulaciones, posiblemente junto con fiebre o astenia.
  • Las articulaciones pueden permanecer rígidas y sensibles durante más de una hora.
  • Comúnmente los dolores se presentan en las mismas zonas del cuerpo.
  • Hormigueo o entumecimiento constante en manos y pies.
  • Aunque empieza de forma leve, con el tiempo se puede volver intenso y causar deformidades que pueden dificultar el rango de movimiento de la parte afectada.
  • Se producen nódulos bajo la piel, es decir abultamientos en zona como los dedos de las manos y pies.
  • La inflamación puede llegar a generar pleuritis, que afectar la caja torácica y los pulmones a raíz de la inflamación que produce la enfermedad o pericarditis que puede afectar directamente al corazón.

 

Ante la posibilidad de tener esta enfermedad teniendo en cuenta los síntomas ya señalados, es recomendable ir cuanto antes al reumatólogo para tener obtener un tratamiento artritis reumatoide y evitar cualquier efecto incorregible que pueda generar la AR.

Tratamiento artritis reumatoide

Algunos cambios en el estilo de vida como ejercitarse de forma moderada haciendo énfasis en los descansos, reducir el estrés con técnicas de relajación y consumir una dieta saludable puede ayudar positivamente a reducir el dolor, sin embargo esto puede ser complementado con medicamentos o quizás, como última opción cirugía.

Las personas que tienen esta enfermedad, generalmente toman medicamentos recetados para aliviar el dolor y reducir la hinchazón de la artritis reumatoide, estas personas deben de ir a controles médicos para saber si los medicamentos surgen algún efecto, de lo contrario cambiarlos y saber si su enfermedad  ha empeorado,  de ser ese el caso tomar las medidas necesarias.

Si el daño causado por este tipo de artritis es bastante grave, la cirugía puede ser una opción para corregir deformidades y reducir el dolor, además de que las articulaciones pueden funcionar mejor.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Pide Cita Ahora